Germinador con esponja

Germinador con esponja

Consigue los materiales y experimenta con tu propio “Germinador con esponja”. Este videoexperimento complementa la sección Feria de Ciencias de la edición impresa de la revista Mis Amigos (abril 2017, pp. 12, 13).

¡Sabino Sabe!

Mientras absorbe agua, la semilla de la planta se hincha y se rompe, permitiendo la salida de la primera parte de la planta que se desarrolla: la raíz. Después vienen, en orden, el tallo, las hojas, los frutos y nuevas semillas, para para repetir el proceso.
En nuestra experiencia, la esponja es un excelente modo de mantener las semillas húmedas, ya que retiene el agua. En la naturaleza, la tierra es la que hace ese papel, manteniendo el agua temporalmente para que las plantas tengan tiempo de aprovecharla por medio de sus raíces. Por eso, es muy importante conservar el suelo libre de contaminantes, basura o cualquier material que le cause daño.

 

Materiales:

  • Fibra o marcador negro
  • Tijera
  • Esponja nueva
  • Semillas de alfalfa u otra clase
  • Rociador
  • Agua

Procedimiento:

1. Dibuja un círculo en la esponja y córtala, para que quede ese nuevo formato.
2. Sumerge la esponja en agua y exprímela. Eso debe ser hecho para que no quede encharcada, sino apenas húmeda.
3. Presiona las semillas en la esponja.
4. Deja la esponja sobre el plato, en un lugar donde reciba luz natural, pero no directamente.
5. Rocía agua sobre la esponja por la mañana y por la tarde.

 

Deja tu opinión o comentario